Evaluación de los marcadores bioquímicos en los tumores neuroendocrinos enteropancreáticos en un hospital de tercer nivel

RESUMEN

Introducción: Los tumores neuroendócrinos del tubo digestivo representan menos del 5% de todas las neoplasias del aparato gastrointestinal, los cuales derivan de las células del sistema endocrino difuso gastrointestinal. La mayor parte están bien diferenciados y su diagnóstico se establece mediante una microscopia de luz e inmunohistoquímica. El objetivo del estudio es evaluar la importancia que tiene el uso de los marcadores bioquímicos para realizar el diagnóstico de los pacientes con tumores neuroendócrinos gastroenteropancreáticos.

Material y métodos: Serie de casos. Se seleccionaron pacientes con diagnóstico de tumor neuroendócrino que estuviera localizado en cualquier parte del tubo gastrointestinal y páncreas, entre los años 2009-2012. La recolección de datos se obtuvo a través del expediente clínico y electrónico. Analizamos la concentración sérica de cromogranina A y la determinación urinaria de 5-HIAA.

Resultados: Se identificaron 20 pacientes con diagnóstico de tumor neuroendócrino gastroenteropancreático. El principal lugar de localización fue el estómago con 11 casos (55%). La intensidad de la cromogranina en el tejido fue mayor en los pacientes en estadio IV seguidos del estadio IIA de la clasificación TNM. El ácido 5-hidroxindolacético en la orina sólo se reportó en 4 de los 20 pacientes, por lo que no fue posible tomar este dato para el análisis estadístico.

Conclusión: La cromogranina A sérica es un marcador sensible y específico de la presencia de estos tumores. La realización de la cromogranina A sérica nos puede ayudar a hacer un diagnóstico más oportuno y certero en los pacientes con sospecha de tumores neuroendócrinos.